Buscar
  • Ricardo Rodríguez

Internet de las cosas: Desafíos y oportunidades para tu empresa

Las tecnologías 4.0 han tenido un impacto positivo durante el desarrollo de la pandemia COVID-19, porque le han dado un nuevo giro a la conexión a nivel mundial, tanto en empresas privadas como en públicas, que han adoptado estrategias de trabajo remoto. Y en este sentido Internet de las Cosas (IoT) ha jugado un papel esencial.


El mundo está sugiriendo cambios que transforman las maneras de interactuar. Ahora la conexión de dispositivos y el manejo de la data ocupan el primer lugar en la lista de prioridades, para ser eficiente.


Herramientas efectivas a distancia


El Internet de las Cosas es esa “chispa inteligente” que surge de la combinación entre software y hardware. Como define Milenka Peña en Digital Trends, se trata simplemente de la interconexión a través de Internet de dispositivos informáticos, integrados en objetos cotidianos, lo que les permite enviar y recibir datos.


“En otras palabras, IoT conecta tus dispositivos a Internet o a otros aparatos, para que puedan realizar nuevas funciones, como por ejemplo controlar elementos inteligentes de forma remota y recibir alertas y actualizaciones de estado. Se refiere a los miles de millones de dispositivos físicos en todo el mundo que ahora están conectados, recolectando y compartiendo datos”.


Esto incluye desde teléfonos celulares, computadoras, tabletas, cafeteras, lavadoras, auriculares, lámparas y dispositivos portátiles, entre otros equipos.


La definición de Internet de las Cosas (IOT), de la oficina de Seguridad del Internauta (OSI), aporta un detalle interesante, además de plantearla como el conjunto de dispositivos y sensores electrónicos interconectados entre sí, aborda la capacidad recopilar, medir y enviar datos a un servidor centralizado o a la nube.


Todo comenzó hace 20 años, cuando el informático inglés, Kevin Ashton, utilizó el nombre Internet de las Cosas (IoT) para una plataforma de diapositivas. Él pensó en colocar sensores, a los productos de la cadena de suministro. Estos sensores o etiquetas generarían datos para facilitar la búsqueda o monitoreo de productos específicos, ver si habían sido escaneados en un almacén, colocados en un estante o vendidos.


“Nadie hablaba de Internet de nada. La gente usaba la frase empaque inteligente, pero me estaba aburriendo de eso”, dijo Ashton, cofundador del Centro de Identificación Automática del Instituto de Tecnología de Massachusetts y autor del libro Cómo volar un caballo, la historia secreta de la creación, la invención y el descubrimiento.


Para el padre del Internet de las Cosas, en 2030 algunas personas estarán en el interior de un auto que se manejara por sí mismo. “Los seres humanos tendrán una expectativa de vida de tres dígitos. En los próximos 20 años, las computadoras se regularán con su propia fuente de energía”.


Ventajas empresariales del Internet de las Cosas


Pero, ¿qué impacto tiene el Internet de las Cosas en las empresas de hoy? Servicios Avanzados de Consultoría (SAC) resume varias de las aplicaciones que puede tener, en distintas áreas:

  • En la industria logística sirve para la geolocalización de productos, evitar robos o perdidas, gestionar rutinas, calcular rutas de reparto y monitorizar la mercancía.

  • Seguimiento de envíos en tiempo real, para compras online.

  • En Marketing Digital, es útil para la recolección de información sobre el público, alcance, segmentación, data de una página web y número de conversiones.

  • En materia de seguridad, alarmas inteligentes, con sensores de detección de amenazas y sensores de presencia.


En las industrias y empresas de salud, transporte, energía, ciudades o sector bancario, el Internet de las Cosas (IoT) mejora la experiencia de los clientes en cuanto a:


  • Recolección de datos y velocidad de análisis

  • Control de dispositivos y ahorro del tiempo

  • Reducción de gastos operativos

  • Optimización del uso de activos

  • Creación de servicios y productos más personalizados

  • Mejora de la experiencia del cliente

  • Competitividad y eficiencia en los procesos de negocio

A través de dispositivos inteligentes todas estas acciones son posibles. Conectividad, inteligencia y acceso a la red: eso es el IoT ¿Qué se necesita para lograrlo? Internet, dispositivos (PC, tabletas, etc.) y apps de integración.


Según datos proporcionados por OBS Business School, se estima que, en 2020, más de 30 mil millones de dispositivos estarán conectados a Internet, un incremento importante, si se compara 2,5 billones de había en 2009.


SAC invita a todos los empresarios a avanzar y a subirse al tren de la tecnología. Internet de las Cosas (IOT) es la autopista que debemos tomar. Los acompañamos en este trayecto porque somos “habilitadores de negocios” ¿En los próximos tres años tu empresa se apoyará en IoT? Seguro que sí. Te ayudamos a implementar esta tecnología y a salir adelante, por el impacto que ha ocasionado COVID-19 en la economía mundial.


Crea nuevas entradas, edita las ya existentes, guarda borradores o publícalos -puedes hacerlo todo incluso aunque estés lejos de tu computadora. Tu trabajo se verá increíble tanto en tu computadora de escritorio como en dispositivo móvil.



#internetdelascosas

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo